lunes, 22 de diciembre de 2014

DISEÑO INTELIGENTE NATURAL Y EVOLUTIVO




DISEÑO INTELIGENTE NATURAL Y EVOLUTIVO
Tema de análisis escrito por Domingo Canales, Santiago de Chile


Mucho se está hablando y escribiendo hoy sobre “Diseño Inteligente”  para explicar la complejidad de la naturaleza que nos rodea, el Universo y nuestra propia  Humanidad. Algunos asocian este D.I. con la teoría de la Creación,  y la inteligencia divina. Otros se refieren a un diseño completamente natural, mejorado en el tiempo con los procesos evolutivos propios de la Naturaleza. En este caso el concepto “inteligencia”  no  es ni remotamente  producto de las funciones neuronales del cerebro humano. En términos generales “inteligencia” es una función mental, pero tal y cual la conocemos hoy, especialmente observando el desarrollo socio cultural de los seres humanos; no obstante, la Naturaleza pareciera funcionar de manera inteligente y con un diseño matemático y geométrico casi perfecto  (pensemos en los cristales de los minerales, los cristales de la nieve (fractales) vistos al microscopio, la gestación de los seres vivos, la germinación de las semillas, el movimiento de las galaxias, etcétera… ) Hay en todo ello una precisión, un ordenamiento, una plantilla o una especie de pauta a seguir. La ingeniería genética, por un lado, y la física cuántica por otro, se han acercado bastante a desentrañar ciertos misterios de la Naturaleza que hasta hace poco eran incomprensibles. Es más, ciertos científicos ya están alterando determinados diseños naturales en procura de mejorar productos de consumo humano, como lo son las  frutas, hortalizas y cárneos de corral.  Se les ha criticado, se ha dicho que estos científicos están jugando a ser Dios. Es la opinión de teístas y religiosos; los no religiosos y ateístas opinan que la Ciencia en general debe seguir experimentando para avanzar. Es un largo camino, complicado y riesgoso por decir lo menos.
             La gran mayoría de las personas afirmarán categóricamente que   ¡la Naturaleza no          piensa!  ¡es imposible que piense, porque no es un ente que tenga cerebro!  Otros más radicales encontrarán aberrante y hereje una idea semejante al Diseño Inteligente Natural y Evolutivo, y que tal Diseño es producto de una mente divina (Dios) y que no podría haber Naturaleza o Principio sin la intervención de un creador.

Pero, si bien es cierto que todo debería tener un principio, salir de algún lado, tener un origen, no es menos cierto que nadie, absolutamente nadie podría explicar cuál fue el origen y principio del diseñador divino (sea cual sea la religión que lo venere). Estamos hablando de una divinidad antropomorfa, semejante al hombre, según la Biblia y otros textos, y por tanto con un cerebro y una mente llena de conocimientos en todo orden de cosas, conocimientos que debería haberlos adquiridos en algún lado, ser aprendidos, analizados, para luego poder diseñar y, sin equivocarse, lo que antes no existía. En fin, personalmente me quedo con el Diseño Inteligente Natural y Evolutivo, que para mí sería algo equivalente al Alfa y el Omega; el Principio y el Fin  de todo lo que nos rodea.

1 comentario:

Monchy Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.